Reiki, asombroso método de sanación

Mario Jiménez Castillo

El Observador

Podemos describir al Reiki como un asombroso método de sanación física y espiritual que está ligado con creencias y filosofía budistas. La palabra Reiki significa, Rei:universal y ki:energía vital. El Reiki es un método natural para curar que utiliza básicamente las manos como canalizadoras de energía, este método fue redescubierto y desarrollado por el doctor japonés Mikao Usui a finales de 1800. Desde esa época hasta entonces han sido miles y miles de personas quienes se han beneficiado de las maravillas del Reiki, que no solamente es utilizado para hacer curaciones sino también para nivelar y mejorar la energía corporal, incrementar sentimientos como la caridad, la comprensión, la tolerancia  y la compasión, ganar autoestima, disfrutar de la relajación y sobre todo hacer y desear el bien a los demás y al mundo entero.

La filosofía del Reiki se basa en cinco principios básicos: Este día no se preocupe, este día no se enoje, honre a sus padres, maestros y gente mayor, gánese la vida honradamente y sobre todo, muestre gratitud por todo ser viviente. Para llegar a ser un experto en Reiki se necesita  realizar estudios y cursar tres grados principales que se adquieren en intervalos de tiempo determinados, sin embargo; cualquier persona que goce de buena voluntad puede comenzar a dar Reiki a otras personas. Muchos principiantes se inician en el Reiki, haciendo curaciones a plantas y mascotas. Si observa una planta triste, reseca y sin brillo, dele un poco de agua y coloque sus manos sobre la misma por unos cuantos minutos, envíele buena energía y luego espere, en pocas horas le sorprenderá el cambio. Lo mismo puede hacer con una mascota que muestre tristeza y falta de vigor, coloque sus manos sobre la cabeza por cinco minutos y otros cinco sobre el abdomen, hágalo tres veces al día durante tres días, el resultado le sorprenderá.

El Reiki se basa en las posturas de las manos en diversas áreas del cuerpo especialmente el área de las chacras. Existen doce posturas principales de las manos para tener una sesión completa de Reiki, aun así en muchas ocasiones será necesario dar Reiki solamente en zonas requeridas, estas zonas se pueden descubrir analizando el aura del paciente, pasando las manos por todo su cuerpo a una distancia de cinco pulgadas entre el cuerpo y las manos o específicamente la zona que el paciente sepa o identifique como causa de enfermedad o dolor. Si siente dolor de cabeza o padece de migrañas, coloque sus manos en su frente durante cinco a siete minutos, repita la operación en el área occipital y una vez más en el área temporal. Hágalo tres veces al día  si lo hace convencido que el Reiki le ayudará, prontamente se aliviará.  Para dar Reiki es necesario contar con buena salud, tener buenos propósitos, querer hacer el bien y desearle el bien  al prójimo. Para enviar Reiki a la naturaleza y al planeta, abrace un árbol por varios minutos, envíe sus mejores deseos de amor a la tierra y a todo ser vivo, experimentará una hermosa sensación de paz y vitalidad.

Las personas enfermas que reciben tratamiento médico pueden a la vez recibir Reiki como método de curación alternativo. Al recibir ambos tratamientos los pacientes mejoran con mayor rapidez. Envíe Reiki a sus seres queridos, amigos, conocidos y a toda la humanidad, ¡Toda la buena energía que envíe y regale al universo retornará a usted  transformada en bendiciones!

Reiki, asombroso método de sanación

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone